Nuestro objetivo es acompañarlos en el descenso de peso, mediante la reeducación en relación con la alimentación, procurando cambios de hábitos, brindando información, herramientas y técnicas para arribar a un peso saludable y mantenerlo en el tiempo.

jueves, 14 de diciembre de 2017

RÚCULA: Propiedades y Beneficios




La rúcula no es una hortaliza cualquiera, es realmente especial, no solo por su peculiar y agradable sabor, sino por sus grandes ventajas para nuestro organismo.

En la lucha contra el cáncer:

Algunas verduras, como la rúcula, contienen una sustancia llamada glucosinato, muy efectiva en la lucha contra determinados tipos de cáncer (cáncer de páncreas, cáncer de mama, cáncer colorrectal).
Importante su contenido en vitamina A, que unido a los flavonoides evitan otros tipos de cáncer (cáncer de pulmón, cáncer bucal y cáncer de piel).
La clorofila que contiene evita que el hígado se vea dañado por sustancias cancerígenas.

En la lucha contra el envejecimiento:

Posee un gran poder desintoxicante, al igual que otras verduras como la col y el brócoli.
Por su alto contenido en ácido fólico y vitamina B, evita que el cerebro envejezca prematuramente y también evita inflamaciones repetitivas.

Buena para nuestra salud en general:


Contiene vitamina K que ayuda a evitar enfermedades cardiovasculares y favorece que nuestro organismo asimile el calcio que tiene la rúcula. Son obvios los beneficios del calcio para los huesos.
Ayuda a una mejor digestión y nos da la impresión de estar llenos, pero con una ingesta de calorías muy baja. Definitivamente, es una hortaliza a tener en cuenta si quieres perder unos kilos.

Mejora nuestra resistencia a enfermedades, fortaleciendo nuestro sistema inmunitario gracias a la vitamina C.
Contiene algunos minerales básicos para el funcionamiento de nuestro organismo (potasio, fósforo y manganeso).
Baja el nivel de colesterol negativo en sangre y ayuda a regular el nivel de azúcar, evitando así enfermedades como la diabetes.
Favorable para nuestra vista por su contenido en carotenoides que evitan las cataratas.


Beneficios nutricionales


Calorías 25 kcal.
Proteínas 2,95 g.
Hidratos de carbono 0,15 g.
Grasas totales 0,15 g.
Fibra 1,55 g.

domingo, 10 de diciembre de 2017

TRUFAS DE CHOCOLATE




¿Quién dijo que hacer dieta es pasarla mal?
Exquisita,  fácil de preparar y muy conveniente opción dulce para compartir

RINDE 4 PORCIONES:

INGREDIENTES:
250 g de queso blanco descremado
1 cda. de cacao amargo
2 cdas. de coco rallado
4 cdas. de avena arrollada
1 pizca de café instantáneo ó 1 cda. de café fuerte
Edulcorante a gusto
1 cda. de esencia de vainilla
2 cdas. de whisky

PARA DECORAR:
Coco rallado o granas de chocolate, cantidad necesaria

PREPARACION:
Colocar el whisky en un recipiente y llevarlo a ebullición durante 2 minutos. Realizar una mezcla homogénea con todos los demás ingredientes y el whisky.
Mojarse las manos con agua y hacer pequeñas esferas, pasarlas por coco o granas y colocarlas
en pirotines. Reservar en la heladera hasta el momento de servir.

Aportes nutricionales: hidratos de carbono de absorción lenta,
proteínas de origen vegetal y animal, grasas, vitaminas A, D y del complejo B, potasio, magnesio, calcio y fósforo.

50 calorías por porción.
Para colación es conveniente consumir 1 o 2 porciones.

Tiempo de elaboración: 25 minutos.
Tiempo de cocción: 2 minutos.

domingo, 3 de diciembre de 2017

BENEFICIOS DE COMER MELON


¿Sabías que el melón favorece la humectación de la piel y ayuda a mejorar la visión?


Esto se debe a su alto contenido de carotenos, que se transforman en vitamina A en el organismo.

También aporta vitamina C, ya que con una porción de 150g se cubre la mitad de la recomendación diaria de esta vitamina.

Por su contenido nutricional, se le atribuyen propiedades anticancerígenas y antioxidantes previniendo enfermedades cardiovasculares.

Esta fruta brinda fibra y minerales como potasio, calcio y zinc.

Mejora el tránsito intestinal y ayuda a nivelar el colesterol.

A la vez, tiene un bajo aporte calórico, cada 100 gramos nos aporta 34 calorías.

¿Cómo el melón nos ayuda a adelgazar?

Eliminando los residuos tóxicos que se acumulan en nuestro organismo. Los componentes de esta fruta aportan muchos beneficios, sobre todo desintoxicantes y diuréticos.

Por otro lado, el melón nos brinda saciedad al estar compuesto por un 90% de agua, a su vez, nos hidrata, evita la retención de líquidos y permite liberar toxinas a través de la orina.

Aprovechá la variedad de frutas que te brinda el verano y comé saludablemente

domingo, 26 de noviembre de 2017

LICUADOS DESINTOXICANTES


Ideales para purificar tu organismo y cuidar tu salud.

Beneficios de consumirlos:

Además de ser una bebida espesa, cremosa, deliciosa e ideal para el desayuno tanto para adultos como para niños, los licuados antioxidantes aportan mucha fibra, lo que disminuye los niveles de colesterol y glucosa, te hacen tener la sensación de llenura durante más tiempo y regulan los procesos de limpieza de tu cuerpo. Además, es una manera sabrosa de obtener una fuerte dosis de frutas y verduras, que aportan nutrientes esenciales como la vitamina A, vitamina C, ácido fólico y potasio

Son ricos en antioxidantes y fito nutrientes. Consumiéndolos, no sólo le estás dando a tu cuerpo la mejor defensa para una enfermedad, si no también estás ingiriendo una variedad de sustancias naturales que son esenciales para la salud y para tener un estado físico óptimo.

Te ayudan a tener más claridad mental y concentración.

Son nutritivos, frescos, fáciles de digerir, te hidratan, dan energía, saciedad, favorecen la ingesta de frutas y verduras, son fáciles de preparar.

Una muy buena opción para sustituir el café de la mañana, y debido que son libres de cafeína, tendrás mayor energía, reducirás tu ansiedad y nerviosismo de manera espectacular.

Al consumirlo durante los desayunos, estarás incorporando sus propiedades diuréticas y depurativas desde la primera hora del día. Ideal  prevenir el estreñimiento y la retención de liquidos.

Un ejemplo para que puedas preparar:

Batido de pepino, melón y menta

Ingredientes:

1/2 pepino pelado y picado
1/2 melón dulce, pelado y picado
1 taza de jugo de pera bajas calorías
2 cucharadas de jugo de limón fresco
1/4 de taza de hojas de menta fresca
Edulcorante a gusto

Preparación:


Combina todos los ingredientes de la lista en una licuadora hasta que obtener una preparación de consistencia suave. Una combinación de sabores tan exótica como sabrosa te esperan en este licuado desintoxicante de apenas 105 calorías.





sábado, 18 de noviembre de 2017

AGUA Y GASTO CALÓRICO




EL AGUA FRIA O CON HIELO 
AUMENTA EL GASTO CALORICO



No hay otra sustancia tan ampliamente involucrada en diversas funciones orgánicas como el agua. Todas las reacciones químicas de nuestro cuerpo tienen lugar en un medio acuoso, por lo que contribuye al buen funcionamiento de todas las células del organismo.

Actúa como transportador de nutrientes y otras sustancias en el sistema circulatorio, es vehículo para excretar productos de desecho y eliminar toxinas (a través del sistema cardiovascular, el renal y el hepático) y, además, lubrica y proporciona soporte estructural a los tejidos y a las articulaciones.

Otra función destacada del agua es el papel que juega en la termorregulación. La elevada capacidad calorífica del agua permite que nuestro organismo, con más de un 50% de agua en su composición, sea capaz de intercambiar calor con el medio exterior (tomar o ceder) minimizando las variaciones de temperatura, que podrían ser fatales para el funcionamiento de los órganos vitales.

Las personas obesas o con sobrepeso pueden sufrir una retención de líquidos por trastorno circulatorio. La retención de líquidos es uno de los factores ocultos del aumento de peso.

Las causas pueden ser de estilo de vida (sedentarismo), fluctuaciones hormonales (embarazo, lactancia, premenstruación), desequilibrio en la ingesta de bebidas o enfermedades como cirrosis, insuficiencia cardiaca, hipertensión arterial, cáncer o desnutrición. También son causa de retención hídrica los procesos inflamatorios y alérgicos, así como la toma de algunos medicamentos como corticoides, antiinflamatorios o anticonceptivos orales.

Finalmente, las personas obesas o con sobrepeso pueden sufrir una retención de líquidos por trastorno circulatorio, debido al enlentecimiento del retorno sanguíneo y linfático por exceso de peso, principalmente.

Hay alimentos que pueden contener hasta un 90% de agua, la fruta, por ejemplo, tiene un alto contenido en agua, muy importante incluirlas en nuestra alimentación diaria.

Muchas veces, el hambre y los antojos son simplemente un signo de sed. Bebe 2 vasos de agua antes, espera 10 minutos y luego mira si sigues teniendo hambre. Encontrarás que no tienes que comer tanto para sentirte lleno o que los antojos se te pasan del todo.




Beber agua fría absorbe calorías del cuerpo mediante 
una disminución de la temperatura corporal



¿Cómo colabora este nutriente esencial con el control del peso? El consumo de agua en cantidades adecuadas ha demostrado reducir la ingesta diaria de calorías casi en un 10%, y, al mismo tiempo, beber agua ayuda a quemar calorías.

Pero ¿qué entendemos por un consumo adecuado de agua? "Beber entre 2 y 2,5 litros de agua, preferentemente agua pura.




Una forma nutricionalmente saludable de distribuir los 2 a 2,5 litros diarios recomendados sería, a grandes rasgos, 8 vasos de agua pura.



Uno de los estudios más sólidos sobre la utilidad del agua para bajar de peso es un análisis de la alimentación en Estados Unidos, que halló que el consumo de calorías de las personas que tomaban más de 1,5 litros de agua al día era un 9% menor que el de quienes tomaban poca agua.





Tomar agua genera saciedad, y si es con gas, el efecto es mayor.



Por otro lado, son varios los mecanismos por los cuales beber agua incluso ayuda a quemar calorías. Un estudio publicado en la revista The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism mostró que consumir 500 cc de agua incrementa un 30% el metabolismo basal. Basados en esos resultados, investigadores de la Universidad de Virginia decidieron probar si beber 500 cc de agua antes de cada comida ayudaba a que personas en tratamiento por sobrepeso perdieran peso más fácilmente. En comparación con aquellos que sólo hicieron dieta, los que sumaron agua a la dieta perdieron 2 kilos más, promedio, al año.

Ese gasto energético es aún mayor si uno bebe el agua fría o con hielo.

Según el trabajo, el 40% de este efecto termogénico está originado por el necesario calentamiento del agua en el aparato digestivo, que varía de 22 a 37ºC.




¿Cúanta agua estás consumiendo diariamente?






martes, 14 de noviembre de 2017

CONSTRUIR RESILIENCIA







¿Qué entendemos por resiliencia?

La resiliencia es el proceso de adaptarse bien a la adversidad, a un trauma, una tragedia, una amenaza, o hasta fuentes de tensión significativa —como problemas familiares o de relaciones, problemas serios de salud o factores estresantes del trabajo o financieros. Significa “rebotar” como una bola o un resorte después de una experiencia difícil.


La resiliencia es un llamado a centrarse en cada individuo como alguien único, es enfatizar las potencialidades y los recursos personales que permiten enfrentar situaciones adversas para salir fortalecido, a pesar de estar expuesto a factores de riesgo.

¿Cómo enfrentamos eventos difíciles que cambian nuestra vida? ¿Cómo reaccionamos a eventos traumáticos como la muerte de un ser querido, la pérdida del trabajo, una enfermedad difícil, una inundación u otras situaciones catastróficas?

A pesar de esto, generalmente, con el tiempo, logramos adaptarnos a estas situaciones que cambian dramáticamente nuestra vida y aumentan la tensión. ¿Qué nos permite adaptarnos? Es importante haber desarrollado resiliencia, un proceso que requiere tiempo y esfuerzo y que nos compromete a tomar una serie de pasos.

Ser resiliente no quiere decir que estemos exentos de experimentar dificultades o angustias. El dolor emocional y la tristeza son comunes en las personas que han sufrido grandes adversidades o traumas en sus vidas. De hecho, el camino hacia la resiliencia probablemente esté lleno de obstáculos que afectan nuestro estado emocional. La resiliencia no es un rasgo que tenemos o no tenemos. Incluye conductas, pensamientos y acciones que pueden ser aprendidas y desarrolladas por cualquier persona.






Una combinación de factores contribuye a la resiliencia. Muchos estudios demuestran que el factor más importante en la resiliencia es tener relaciones de cariño y sostén dentro y fuera de la familia. Relaciones que emanen amor y confianza, que provean modelos a seguir, que ofrezcan estímulo y seguridad que ayuden a apoyar la resiliencia de la persona.



Varios factores están asociados a la Resiliencia, entre ellos:


La capacidad para hacer planes realistas y llevarlos a cabo

Una visión positiva de su persona y confianza en tus fortalezas y habilidades

Destrezas en la comunicación y en la resolución de problemas

La capacidad para manejar sentimientos fuertes e impulsos











10 Formas de Construir Resiliencia


1
Establecer relaciones 

Es importante establecer buenas relaciones con familiares cercanos, amistades y otras personas. Aceptar ayuda y sostén de personas que le quieren y le escuchan fortalece la resiliencia. Alguna gente encuentra que estar activo en grupos de la comunidad, organizaciones basadas en la fe, u otros grupos locales le provee sostén social y le ayuda a reclamar la esperanza. Ayudar a otros que le necesitan también puede ser de beneficio para usted.


2
Evitar ver las crisis como obstáculos insuperables

Usted no puede evitar que ocurran eventos que producen mucha tensión, pero si puedes cambiar cómo los interpreta y reacciona a ellos. Trate de mirar más allá del presente y piense que en el futuro las cosas mejorarán. Observe si hay alguna forma sutil en que se sienta mejor mientras se enfrenta a las situaciones difíciles.


3
Acepta que el cambio es parte de la vida

Es posible que como resultado de una situación adversa no le sea posible alcanzar ciertas metas. Aceptar las circunstancias que no puede cambiar le puede ayudar a enfocar en las circunstancias que puede alterar.


4
Muévase hacia sus metas

Desarrolle algunas metas realistas. Haga algo regularmente —aunque le parezca que es un logro pequeño— que le permita moverse hacia sus metas. En vez de enfocarse en tareas que parecen que no puede lograr, pregúntese. “Qué cosa sé que pudo lograr hoy que me ayude a caminar en la dirección hacia la cual quiero ir?


5
Lleve a cabo acciones decisivas

Actúe en situaciones adversas lo mejor que pueda. Lleve a cabo acciones decisivas es mejor que ignorar los problemas y las tensiones y desear que desaparezcan.


6
Busque oportunidades para descubrirse a si mismo/a

La gente a veces aprende algo sobre su persona y puede que se de cuenta de que ha crecido en alguna forma como resultado de su lucha con la adversidad. Muchas personas que han experimentado tragedias y situaciones difíciles han informado mejoría en sus relaciones, la sensación de mayor fuerza personal aun cuando se sienten vulnerables, la sensación de que su auto-valía ha mejorado, una espiritualidad más desarrollada y una aumentada apreciación de la vida.


7
Cultive una visión positiva de su persona

El desarrollar confianza en sus habilidades para resolver problemas y confiar en sus instintos ayuda a construir la resiliencia.


8
Mantenga las cosas en perspectiva

Aun cuando se enfrente a eventos bien dolorosos, trate de considerar la situación que le causa tensión en un contexto más amplio y mantenga una visión a largo plazo. Evite agrandar el evento fuera de proporción.


9
Nunca pierda la esperanza

Una visión optimista le permite esperar que ocurran cosas buenas en su vida. Trate de visualizar lo que quiere en vez de preocuparse por lo que teme.


10
Cuide su persona

Preste atención a sus propias necesidades y deseos. Interésese en actividades que disfrute y encuentra relajantes. Ejercitese regularmente. El cuidar de su persona le ayuda a mantener su mente y su cuerpo listos para enfrentarse a las situaciones que requieren resiliencia.




Formas adicionales de fortalecer la resiliencia le podrían ser de ayuda. Por ejemplo, alguna gente escribe sobre sus pensamientos y sentimientos más profundos en relación al trauma u otros eventos estresantes en su vida. La meditación y las prácticas espirituales ayudan a otras personas a establecer relaciones y restablecer la esperanza. La clave es identificar las formas que podrían ayudarle como parte de su estrategia personal para estimular la resiliencia.







jueves, 9 de noviembre de 2017

UNA BUENA ALIMENTACION PREVIENE ENFERMEDADES CRONICAS



Actualmente la hipertensión, los eventos cardiovasculares , ACV y diferentes tipos de cáncer son consideradas enfermedades crónicas no transmisibles que han aumentado en los últimos años en nuestro país. De hecho, según las últimas publicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), representan el 80% del total de muertes.

Estas enfermedades son prevenibles en gran medida. Se estima que, en caso de eliminar los principales factores de riesgo, ocho de cada 10 enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y diabetes tipo 2 podrían evitarse, como así también un 40% de los cánceres. El desarrollo de la mayoría de estas enfermedades están vinculadas con malos hábitos alimentarios, con inactividad física y con el consumo de tabaco.

Para estar bien nutrido se debe comer en forma equilibrada todo tipo de alimentos que aporten los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo (hidratos de carbono, proteínas, grasas, agua, vitaminas y minerales).

También es importante la variedad. Cuanto más variada sea la alimentación, más fácil y rápido se obtendrán todos los nutrientes que el cuerpo necesita. Es importante recordar que no todos los alimentos tienen igual valor nutritivo.

El estilo de vida es cada vez más sedentario, favorecido por los avances de la urbanización y tecnología y donde la oferta de productos procesados es cada vez mayor, se hace cada vez más difícil seleccionar alimentos que sean beneficiosos para la salud.

La elevada ingesta de sodio está asociada al desarrollo de enfermedad cardiovascular, accidentes cerebrovasculares y mayor riesgo de hipertensión arterial.

Por esta razón, la OMS recomienda consumir menos de 5 gramos diarios de sal. Se estima que en Argentina el consumo promedio por día de sal asciende a 11 gramos por persona y el 17,3% de la población refiere agregar sal a las comidas luego de la cocción o al sentarse a la mesa. Con la disminución de 3 gramos de sal se evitarían en nuestro país unas 6.000 muertes y podrían prevenirse alrededor de 60.000 eventos cardiovasculares y cerebrovasculares cada año.

La hidratación saludable es un hábito que se aprende en los primeros años de la vida, con la ayuda de la familia y en un medio ambiente favorable. El elevado consumo de azúcares simples duplica el riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular y quintuplica el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Otro de los pilares importantes para llevar un estilo de vida saludable es la actividad física. La evidencia científica demuestra que el sedentarismo tiene un impacto negativo sobre la salud y también contribuye, en forma determinante, en el desarrollo de las enfermedades crónicas no transmisibles.

sábado, 4 de noviembre de 2017

CARRE DE CERDO CON SALSA CITRICA


Podemos comer rico cuidando nuestro peso.
Exquisita alternativa 

Plato principal
4 porciones


Ingredientes
600 g de carré de cerdo magro
2 fetas de jamón cocido magro
4 ciruelas presidente
4 bulbos blancos de cebollas de verdeo
1/2 vaso de vino blanco
1 taza de jugo light de naranja
1 copita de licor de naranja
2 cditas. de mostaza en grano
1 ramita de tomillo fresco
1 taza de caldo light
2 cditas. de fécula de maíz

Ensalada
1 atado de rúcula
1 zanahoria rallada

Aderezo
1 cda. de aderezo light para ensaladas
4 cditas. de aceite de oliva

Preparación
Cortar el carré a lo largo y ensancharlo para poder rellenarlo con las ciruelas envueltas en las rodajas de jamón. Cubrirlo con rocío vegetal, dorarlo en una olla caliente y retirar; reservar.

Picar las cebollas de verdeo, cubrirlas con rocío vegetal y rehogarlas en la olla donde se doró el carré. Una vez doradas, colocar la carne nuevamente, verter el vino con el licor y dejar que éstos se evaporen Agregar el jugo, el caldo, los granos de mostaza, el tomillo, sal y pimienta.
Continuar la cocción hasta que el carré esté cocido, disolver entonces la fécula en agua fría, agregarla a la salsa y esperar a que se espese. Servir acompañado con la ensalada.

Elaboración: 30 minutos
Cocción: 30 minutos
Aportes nutricionales: hidratos de carbono, proteínas, grasas (saturadas y monoinsaturadas), fibra, vitaminas del complejo B, K y E, hierro, fósforo, zinc, sodio y potasio.

280 calorías por porción.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

CAMBIAR HABITOS, LA CLAVE PARA BAJAR DE PESO Y MANTENESE




Tiene algunos kilos de más, sube a la balanza y decide cuánto quiere bajar. Y luego, generalmente, se pone una fecha límite. ¿Resuelto el problema? Aún no: resta saber cómo hacerlo y llevarlo a la práctica.

Muchas personas dan rienda suelta a su ansiedad y tratan de eliminar de plano su sobrepeso a través de dietas y métodos que terminan perjudicando su salud:


► Ayunar durante varios días o comer muy poco.

► Eliminar totalmente de la dieta ciertos alimentos, como los dulces, por ejemplo, y desearlos constantemente durante ese lapso.

► Abandonar los alimentos con fama de engordantes, como las famosas cuatro P: pan, pastas, papas y postres.

► Adherir a algún programa del tipo "adelgace 7 kilos en una semana".

► Recurrir a pastillas que reducen el apetito, generalmente anfetaminas.


Ninguno de estos recursos suele ser efectivo para bajar de peso y mantenerlo en el tiempo. ¿Por qué? Porque este tipo de dietas dividen los alimentos en dos: los que usted puede comer para adelgazar y los que comen los demás.

Usted separa sus alimentos "permitidos" en un recipiente en la heladera y vacía su cocina de cualquier otro. Comienza a tener miedo de ir a lugares donde los demás alimentos abundan: el supermercado, la panadería, la confitería, el restaurante, la fiesta de cumpleaños de su amiga… A veces ni siquiera quiere cocinar, por temor a tentarse.

Resultado: MAS HAMBRE...

La restricción continua de alimentos suele causar una mayor sensación de hambre, que además es constante, y el saldo es inevitable: volver a comer, con culpa, y recuperar el peso perdido, y a veces incluso, algunos kilos más. Es lo que conocemos como "efecto rebote".

Las dietas restrictivas tratan a los alimentos como enemigos y a usted como si fuera un niño que no sabe elegir y que necesita ser controlado. Adelgazar se convierte entonces en una especie de castigo, que usted a veces siente que merece, porque volvió a aumentar de peso.  

Esquemas basados en la prohibición y la restricción no favorecen su salud física, mental y emocional y, al contrario, refuerzan los hábitos poco saludables.


Si usted ha tenido sobrepeso durante mucho tiempo o sufre de obesidad, necesita un nuevo panorama respecto de cómo hacer dieta y cómo mejorar su salud. Hacer dieta no significa renunciar al placer que le brinda una comida que le gusta. Aunque usted no lo crea, puede disfrutar de los alimentos, se puede disfrutar de una dieta. La clave está en aprender una nueva manera de comer que lo ayude a mantenerse en el peso adecuado y contribuya a mejorar su salud y bienestar general.

La forma, la cantidad y los alimentos que usted consume forman parte de sus costumbres. Por eso, intentar cambiar de un día para el otro la manera de comer es una propuesta difícil de cumplir, o por lo menos, de sostener. Lo más probable es que esta autoimposición de nuevos hábitos funcione durante cinco o diez días, pero después todo vuelve a la normalidad.

Piense en algo cotidiano, como ducharse, por ejemplo. Usted tiene una organización ya creada: el jabón, el champú, el cepillo, el toallón, la ropa, su peine o cepillo, el secador para el cabello, la alfombrita al salir de la ducha, etcétera. Todo está dónde y cómo a usted le gusta, o le resulta cómodo, para su cuidado personal. Esta rutina simple, como tantas otras, se termina de armar generalmente entre los veinte y treinta años de edad. Después se repite automáticamente, sin necesidad de pensar conscientemente cada paso.

Póngase ahora en el lugar de quien necesita hacer una dieta para adelgazar y mantenerse. Para tener éxito, tendrá que cambiar hábitos alimentarios que fueron construidos a lo largo de toda la vida, que fueron incorporados con placer, utilizando sus sentidos: la vista, el olfato y el gusto. También será necesario hacer cambios en la manera de comprar, preparar y servir los alimentos, la forma de comer y el tiempo que se le dedica. Esto incluye una nueva manera de distribuir las comidas, adaptarse a cantidades diferentes y a una mayor variedad de alimentos.

Darle a usted una dieta o un plan de alimentación y esperar que cumpla las indicaciones al pie de la letra gracias a nuestro poder de persuasión o porque somos muy convincentes, implica efectivamente un riesgo. Es preciso acompañarlo a construir su "autocuidado responsable". Esto es, a que usted pueda ir progresivamente reemplazando esquemas mentales que ya no le sirven por otros que sean útiles hoy, para su actual necesidad. Hay que desactivar costumbres viejas y reemplazarlas por esquemas nuevos más sanos.

Y para ello es necesario su compromiso. El poder lo tiene usted: está en sus manos decidirse por una vida más agradable y satisfactoria o conformarse con esos kilos que tanto le molestan.




viernes, 27 de octubre de 2017

OBESIDAD: UNA EPIDEMIA QUE AVANZA



En sólo dos años, la cantidad de personas en el mundo que pesan más de lo que se considera saludable creció en 100 millones. Las cifras de la Argentina no escapan a la tendencia: el 23,1% de los adultos y el 6,3% de los chicos son obesos. El promedio mundial, en cambio, es del 12% y el 5%, respectivamente.

Argentina duplica el promedio mundial.
Así lo reveló el Instituto para la Medición y la Evaluación de la Salud (IHME),de Estados Unidos. Incluyó además una alerta: tener sobrepeso (y no sólo obesidad) avanza como causa de muerte.

Los niños y adultos con SOBREPESO conviven con factores de riesgo evitables como cardiopatías, diabetes, una decena de tipos de cáncer(de esófago, colón, recto, hígado, vesícula, vías biliares, páncreas, mama, útero, ovario, riñón, entre otros), trastornos musculoesqueléticos y enfermedad renal.

Argentina encabeza el ranking de obesidad infantil. El Panorama de Seguridad Alimentaria y Nutricional elaborado por la OPS/OMS y la FAO ubica a la Argentina primera en el ranking regional de obesidad. Según ese informe, el 9,9% de los niños menores de cinco años padecen el problema.

Aunque hasta hace algunos años el sobrepeso y la obesidad eran percibidos como un problema de los países desarrollados, en la actualidad la epidemia se extiende a una velocidad de vértigo a los países de bajos y medianos ingresos. Según la Federación Interamericana del Corazón, se estima que en América latina la prevalencia de sobrepeso y obesidad en chicos menores de 5 años es de más del 7%; en escolares hasta los 11, de entre el 18,9 y el 36,9%, y en adolescentes de 12 a 19 años es del 16,6 al 36,8%. Es decir, del total de niños y adolescentes de América latina entre el 20 y el 25% de la población tiene sobrepeso y obesidad.

La epidemia de obesidad, responde a una multiplicidad de factores, tiene que ver con la alimentación, pero también con el sedentarismo. Uno lo ve más claro en los chicos, que antes tenían mucha más vida activa. Ahora, con el avance de los smartphones, Netflix, las tablets, ves a chicos de 2 años que todavía no saben hablar y están conectados. La obesidad no se puede atribuir sólo al exceso de energía y a la genética, hay múltiples factores, sedentarismo, hábitos no saludables, una cultura del delivery muy arraigada, un cambio en el patrón de juego, influye mucho la publicidad, entre otros factores.

Es importante predicar con el ejemplo.

La clave es CAMBIAR HÁBITOS, hacer dieta no significa renunciar al placer que le brinda una comida que le gusta. Aunque usted no lo crea, puede disfrutar de los alimentos.

Por un lado es necesario que se implementen politicas de Estado, no alcanza con información sino se necesitan acciones concretas, la mayor parte de la problemática sanitaria no depende de no saber qué hacer, sino de no poder hacer lo que se sabe.

Por otro lado necesitamos APRENDER una nueva manera de comer (que incluye información, compra, prepaciones ricas y saludables) para lograr mantenerse en un peso adecuado que contribuya a mejorar su salud y bienestar general.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...